logo-iso-abajo

GUÍA PARA ESTUDIAR EN UNA BIBLIOTECA

Sí sois de los que les cuesta concentraros y si cada vez que estudiáis en vuestro cuarto os entran unas ganas terribles de ordenar el armario o la habitación, quizás os interese este post. En Puertanueva queremos daros todas claves para ayudaros a pasar los exámenes y es por eso que hoy os traemos un post dónde os narramos las ventajas además de la “Masterpiece” de guía para estudiar en una biblioteca.

El lugar de estudio es muy importante y a la hora de decidir dónde situar vuestro centro de operaciones hay quienes prefieren la habitación a una biblioteca. Pero si sentarse a estudiar ya cuesta, si añadís todos esos factores que os llaman a gritos para distraeros en vuestro cuarto, pues ya no hay quien se concentre. Para los que os pase esto, tomaros este artículo como la obra maestra para el estudiante.

Claramente, la biblioteca os ayudará a decir adiós a esas distracciones. Tendréis que llevar a la biblioteca sólo lo esencial para no cargaros y aunque haya pausas para los cafés, nunca será lo mismo que levantarse cada cinco minutos para recoger esa prenda del suelo, o empanaros con esas fotos colgadas en el corcho.

Además, se acabo lo de estar a solas. Estudiar en compañía siempre es más divertido y motivante a parte de poder desconectar durante los descansos, respirar aire freso y hablar de cualquier otra cosa que no sea la asignatura. Esto es clave para una buena productividad.

Ahora bien, llegáis a la biblioteca, ¿y ahora qué?. Tranquilos, que aquí van nuestros consejos para que saquéis el mejor provecho de vuestro tiempo:

Llegad pronto y marcad territorio.

El lugar en el que montáis vuestro centro de operaciones juega un papel muy importante para vuestra concentración, por lo que llegad pronto y marcad territorio. Escoged un lugar que este iluminado y de espaldas y lejos de la salida para evitar distracciones cada vez que alguien decida entrar y salir.

Organizad vuestros tiempos

Poneros tiempos de estudio y descanso. Esto os motivará y ayudará a concentraros y ser más productivos cumpliendo vuestra meta final. Y si además hacéis coincidir esos descansos con los compañeros de clase, aún mejor.

También os ayudará mucho haceros vuestro plan de estudios con todos los días y horas que vais a necesitar para estudiar.

Utensilios básicos que no os pueden faltar

Antes de ir a la biblioteca, os aconsejamos tener preparados una lista que os proponemos de unos cuantos utensilios básicos que os evitara tener que levantaros mil veces, distraeros y distraer a los demás. Con ella, si pedís un bolígrafo, será sólo una excusa para conocer a gente.

  • Comenzamos con lo básico: La papelería. No os olvidéis de los pósits, los esquemas y apuntes, subrayadores, folios y bolígrafos.
  • Comida y bebida suficiente para matar el gusanillo. Una botella de agua o un café puede ser imprescindible para mantenerse despierto e hidratado después de tantas horas hincando el codo. Esto junto con unos frutos secos o un chocolate os podrá mantener la energía.
  • Y por último, pero no menos importante: tapones o auriculares. Mucha gente se concentra sin ayuda de nada, pero a veces el sonido de los pasos o los cuchicheos de las mesas de al lado puede molestar a cualquiera.

En residencia Puertanueva queremos daros todas las claves para ayudaros a pasar los exámenes y es por eso que ofrecemos el plan completo: vuestras habitaciones completamente equipadas hasta una amplia biblioteca donde poder ayudaros a concentraros al máximo. 

Por lo que, sí ya os aburre vuestra mesa de estudio y ya no conseguís concentraros en vuestro cuarto, la biblioteca es vuestro sitio para estudiar. ¡Y que no se os olvide está guía para estudiar en la biblioteca!

Ánimo y, ¡YOU CAN DO THIS!