logo-iso-abajo

GESTIÓN DEL TIEMPO PARA ESTUDIANTES

Irse a vivir a un alojamiento de estudiantes requiere iniciarse en una nueva rutina, no solo para las comidas o para lavar la ropa, sino también una organización para vuestros estudios para poder rendir al máximo. Es por ello que en Residencia Universitaria Puertanueva queremos daros algunos consejos sobre gestión del tiempo para ayudaros con esta tarea y que disfrutéis al máximo posible. 

Para todos, un día dura 24 horas. Pero mientras que muchos sacan un gran rendimiento a su tiempo, a otros el día se les pasa volando y llegan al final de la jornada con la sensación de no haberlo aprovechado plenamente. Si estáis viviendo vuestra etapa académica, es fundamental que aprovechéis al máximo cada uno de los minutos que dedicáis a formaros; pero también debéis descansar y disfrutar de los momentos de ocio. Para conseguirlo, es clave aprender cómo lograr una gestión del tiempo adecuada.

Consejos para llevar a cabo una buena gestión del tiempo

Si quieres sacar el máximo partido a vuestro día a día es importante que organicéis y planifiquéis vuestra jornada. Estas son algunas pautas que os podrían ayudar:   

1. PLANIFICACIÓN

La planificación de los estudios es clave para tener unos buenos resultados, no es necesario que estéis todo el día pegados a los libros, sino que cuando lo hagáis estéis 100% concentrados  y sin distracciones.

Haced un programa con el tiempo que dedicareis diariamente a estudiar, pero incluíd también todos los aspectos de vuestra vida que ocupen tiempo y qué son fundamentales para despejar la mente (eventos sociales, ir a ver a la familia, citas en el médico, tiempo para ver series, etc.). Además, intentad ser rigurosos con esta planificación y procurad ateneros a ella.

2. LUGAR

Por muchas horas que paséis estudiando si el ambiente no es el adecuado, de poco servirá. Buscad un espacio tranquilo donde sepáis que no vais a ser interrumpido.

3. FUERZA DE VOLUNTAD

Afrontad el estudio con actitud positiva, con ganas y determinación. Y no dejéis que nada, salvo que sea de vital importancia, evite que te pongáis a estudiar cuando así lo habéis decidido. Un truquillo para ayudaros podría ser estableciendo un ranking de las asignaturas que cursáis, y ordenándolas de mayor dificultad a menor. Comenzad con las más difíciles para quitároslas de encima y acabar con las que son más amenas.

4. METAS

Poneros metas realistas en cuanto a los horarios y a los objetivos que quiereis conseguir. Lograd lo que os habeis propuesto. Estableced una meta para cada día, por ejemplo, acabar en tantas horas un trabajo, o planificad estudiar 2 temas cada día para prepararos un examen. Esto os dará una sensación como una inyección de energía positiva que os ayuda a seguir adelante.

5. REPASAR

Una manera muy útil de consolidar lo aprendido es repasar la materia justo después de las clases. Probad hacerlo así y comprobareis cómo lográis un mayor rendimiento. Ese tiempo invertido os dará unos excelentes resultados.

6. PAUSAS

Es fundamental que hagais pequeños descansos o pausas cuando estéis estudiando. Os ayudarán a relajaros y retomar las tareas con fuerzas renovadas. Además, premiaros si cumplís con vuestros objetivos o si sacáis la nota que esperabais en un examen o trabajo. El sistema de recompensa siempre es útil para fomentar la motivación y ser constante. 

7. DESCANSO Y OCIO

Finalmente, es importante que descanséis bien y las horas suficientes, así vuestro rendimiento será mayor. Además, es fundamental que reservéis tiempo para el ocio y para disfrutar de la vida. Si solo estudias, al final terminareis agobiándoos. Es mejor hacer un paréntesis, pero siempre de forma equilibrada.

Desde Residencia Universitaria Puertanueva esperamos que os hayan sido útiles nuestros consejos y que comprobéis que siguiendo unos hábitos que equilibren y gestionen el tiempo, el rendimiento puede llegar a ser muy eficiente.